Cataluña

La Generalidad reconoce un superávit fiscal de 4.015 millones de euros en 2009, meses después de ocultarlo

En marzo pasado, el consejero Mas-Colell presentó su cálculo de las balanzas fiscales para el período 2006-2009, pero ocultó el resultado por uno de los cuatro métodos más habituales. Meses después, el Consejo de Trabajo Económico y Social de Cataluña, un órgano consultivo de la Generalidad, revela dichos datos en un informe sobre financiación autonómica.

Alejandro Tercero
Lunes, 8 de octubre de 2012 | 08:36

El consejero de Economía y Conocimiento de la Generalidad, Andreu Mas-Colell, en marzo pasado, durante la presentación de las balanzas fiscales calculadas por la Generalidad (foto: LVdB).

Tras varias décadas de promoción del nacionalismo identitario desde la Generalidad sin el éxito esperado, CiU decidió hace ya algunos años apelar a un supuesto agravio económico con el resto de España como fórmula para ganar adeptos a su causa y recuperar el Gobierno autonómico perdido a manos del tripartito.

Las balanzas fiscales fueron el instrumento ideal descubierto por la federación nacionalista para poner en marcha su estrategia de victimismo, recuperando el viejo sintagma ‘expolio fiscal’ que había utilizado con poco éxito Àngel Colom a principios de los 90 -por entonces, al frente de ERC- y que había relanzado Ramon Tremosa, hoy europarlamentario de CiU, en un libro publicado en 2004.

Múltiples métodos para calcular las balanzas fiscales

La balanza fiscal mide el saldo resultante entre lo que una administración recauda en un territorio y los gastos e inversiones que esa misma administración realiza en dicho territorio.

Existen diversos métodos para calcular las balanzas fiscales -de hecho, esa variedad de procedimientos hace que sea complicada la homogeneización entre los cálculos realizados en diferentes países-, aunque básicamente se utilizan dos, el de la carga-beneficio y el del flujo monetario, cada uno de los cuales puede presentarse de forma neutralizada o sin neutralizar, lo que da un total de cuatro resultados distintos.

El método de la carga-beneficio territorializa los gastos en función de los beneficios proporcionados a cada región (es decir, también incluye una parte de aquellos gastos que, aunque no se hayan realizado físicamente en el territorio analizado, repercuten en él de alguna forma, como puede ser el Ejército, la política exterior o ciertas infraestructuras). Mientras que el método del flujo monetario se limita a imputar a cada territorio aquello que se ha gastado materialmente en él.

La neutralización consiste en ajustar el cálculo a una hipotética situación en la que no existiera déficit público (esto es, el exceso de gasto respecto a los ingresos), puesto que cuando este es muy elevado, los déficits fiscales se reducen sustancialmente, debido a que la emisión de deuda para cubrir el exceso de gasto permite repartir más dinero entre todas las administraciones territoriales.

La Generalidad ocultó datos

A pesar de que solo el Gobierno tiene la información completa para poder calcularlas con rigurosidad, en su campaña de apelación al agravio económico, la Consejería de Economía y Conocimiento de la Generalidad presentó en marzo pasado sus propias balanzas fiscales del período 2006-2009, puesto que las del año 2005 ya habían sido publicadas por el Gobierno en 2008.

Sorprendentemente, el informe completo solo ofrecía los resultados de las balanzas fiscales mediante tres de los cuatro métodos habituales; mientras que el resumen entregado a los medios y la presentación gráfica realizada en la rueda de prensa únicamente incluían dos de ellos. Eso obligaba a bucear entre las 82 páginas de cifras y cuadros del informe completo para componer los resultados ocultados por el Gobierno autonómico.

En aquella rueda de prensa, un periodista preguntó al consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, sobre el motivo de dichas omisiones, y este respondió que no eran datos relevantes de cara a realizar el análisis correspondiente, lo que no es cierto, puesto que son metodologías muy utilizadas por los expertos.

Mas-Colell solo ofreció los resultados que le eran más favorables

En el resumen (once páginas) y en la presentación gráfica (doce páginas) entregados a la prensa -que fueron utilizados por la mayoría de los medios para lanzar sus noticias con rapidez- la Consejería destacaba que en el año 2009 el déficit fiscal de Cataluña por el método del flujo monetario neutralizado fue de 16.409 millones de euros (8,4% del PIB), y que ese mismo año, según el método de la carga-beneficio neutralizado fue de 11.261 millones de euros (5,8% del PIB).

El informe completo, al que solo se tuvo acceso varias horas más tarde cuando fue colgado en la web de la Consejería, añadía el resultado de un tercer método de cálculo, el del flujo monetario sin neutralizar, que arrojaba un saldo muy inferior a los anteriores: 791 millones (0,4% del PIB). Pero faltaba por conocerse el saldo fiscal por el cuarto de los métodos habituales, el de la carga-beneficio sin neutralizar, que la Consejería decidió ocultar.

Tibia protesta del PSC

Balanzas fiscales de Cataluña (2001-2009), según cálculos del Gobierno y de la Generalidad, por los métodos del flujo monetario y de la carga-beneficio, neutralizadas y sin neutralizar (gráfico: PSC).

El PSC tardó tres días en descubrir el saldo por el flujo monetario sin neutralizar (los 791 millones citados), acusando a Mas-Colell de presentar datos ‘parciales’, ‘poco plurales’ y de forma ‘interesada’. Aún así, los socialistas fueron incapaces de calcular el déficit fiscal por el método que faltaba, y en un cuadro enviado a la prensa para denunciar la maniobra de la Generalidad, dejaron ese apartado en blanco, señalando que se trataba de una información ‘ND’ (no disponible).

Dos semanas después, Convivencia Cívica Catalana, en base a los datos recogidos en el informe completo de la Consejería, calculó el resultado por el método pendiente de conocer, lo que explica el por qué de la artimaña de la Generalidad: el saldo de la balanza fiscal del año 2009 por el método de la carga-beneficio sin neutralizar da un resultado positivo para Cataluña, esto es, un superávit fiscal de 4.015 millones de euros. Una cifra publicada por LA VOZ DE BARCELONA pero que pasó desapercibida para la mayor parte de los medios de comunicación.

Un órgano asesor de la Generalidad revela el dato que Mas-Colell ocultó

Balanza fiscal de Cataluña con el resto de España para el período 2002-2009 por el método de la carga-beneficio sin neutralizar (gráfico: Consejo de Trabajo Económico y Social de Cataluña).

Este verano, el Consejo de Trabajo Económico y Social de Cataluña (CTESC), un órgano consultivo y de asesoramiento de la Generalidad en materias socioeconómicas, laborales y ocupacionales, presentó un extenso informe de 137 páginas sobre la financiación del Gobierno autonómico de Cataluña. Se trata del clásico análisis destinado a expertos en la materia, que no acostumbra a llegar a los medios generalistas.

Lo insólito del informe es que, en esta ocasión, y de forma discreta, sí han calculado el resultado de las balanzas fiscales de Cataluña por los cuatro métodos habituales, como correspondería a cualquier análisis que pretenda ser completo. Y, efectivamente, el saldo de la balanza fiscal de Cataluña en 2009 por el método de la carga-beneficio sin neutralizar coincide con el dato calculado por Convivencia Cívica Catalana en abril pasado y ocultado por la Consejería, esto es, un superávit fiscal de 4.015 millones de euros.

Temas: , , ,

103 Comments en “La Generalidad reconoce un superávit fiscal de 4.015 millones de euros en 2009, meses después de ocultarlo”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. EuroCat - Martes, 8 de enero de 2013 a las 14:49

    A ver,
    Esto es más facil de lo que me pensaba, si Catalunya roba a España, quizás sea mejor que se independendice y así liberará a l estado del robo, Catalunya se hundirá sin el dinero que roba y España será rica y podrá distribuir el robo “catalán” entre las que más lo necesitan.
    Esta historia sería bonita si no fuera porque…. ES MENTIRA

  2. Tara - Viernes, 19 de julio de 2013 a las 17:03

    Continua este buen trabajo.Contiene un punto de vista impresionante sobre el tema y tus
    comentarios son bastante acertados.

  3. Alex - Martes, 27 de agosto de 2013 a las 08:42

    VISCA CATALUNYA I VISCA ESPANYA!
    iiVIVA CATALUNYA I VIVA ESPAÑA!!
    España no es el problema, ni la independencia la solución.
    Espanya no és el problema, ni la independència és la solució.
    I dic NO A LA MANIPULACIÓ DELS INFANTS A LES ESCOLES CATALANES que s’haurien de considerar imparcials en interessos polítics! iiiNO A LA POLITITZACIÓN EN LAS ESCUELAS!!!
    CATALUNYA ES ESPAÑA

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.